VACACIONES A CABALLO

La creciente influencia de los caballos, la monta y el nomadeo a caballo es una muestra indiscutable de su amor a los caballos durante la historia de la nación húngara y que se encuentra presente hasta la actualidad. Los antepasados de los húngaros solieron vivir en el centro de una vida nomádica de pastoreo en Eurasia, donde tomaron una parte activa en la domesticación y la utilización de los caballos.

Los jinetes húngaros mejor conocidos son los husares, cuya fundación se basa en tiempos de sus antepasados nómadas húngaros. Los cuerpos ligeros de caballería solieron ser típicos de los pueblos nómadas ecuestres de las estepas euroasiáticas desde los tiempos antiguos hasta el siglo 19. Sus caballos y armas eran ligeras, su arma principal era el arco. La emboscada y el contraataque de una aparente retirada eran sus tácticas más características. Estas tácticas fueron consumadas durante los asaltos magiares de los siglos 9 y 10 por toda Europa.

El primer regimiento de húsares regular fue establecido por la emperatriz María Teresa de Habsburgo. Los húngaros llevaron los húsares como un cuerpo - junto con sus uniformes adornados y su técnica de ensillar - al uso general en todo el mundo, desde Francia hasta Rusia y los Estados Unidos.

Una invención ecuestre húngaran

Los magiares han liderado innovaciones revolucionarias en varias ocasiones. Tal vez el más importante de las invenciones ecuestres húngaras resultó la del carruaje de tiro o coche. Los historiadores reclaman que el nombre coche podría derivar del nobre de un pequeño pueblo húngaro "Kocs" (pronunciado como "coch"), entre Viena y Budapest, que vivían del transporte y de construir carros de granja. En el desarrollo de herramientas de arneses, en el uso de rastros, arreos, bridas y también en el surgimiento de diversos métodos de conducción (dos en mano, cuatro y cinco en mano), los métodos de invención de Hungría tuvieron un alto impacto en el mundo fuera de Hungría.

TRADICIONALES SHOWS A CABALLO

Los primeros pobladores magiares de Hungría son recordados por los tradicionalistas que recrean los juegos de guerra de aquella época con sus shows a caballo. Su equipo se compone de arcos, sables, lanzas y picas. Los tradicionalmente preparados marcos de madera de las sillas de montar se ajustan a los caballos, de raza turkmena, que recuerdan el pasado a los visitantes, así como sus alojamientos tipo yurta y sus platos antiguos.

Las tradiciones, equipos, herramientas y edificios de la vida pastoral nómada se conservan y promueven en muchos lugares de Hortobágy Bugacpuszta, posiblemente en las llanuras más magníficas de Europa. La Puszta (Gran Llanura) es única en Europa, con sus paredes pintadas de blanco caserío, campos de pimientos rojos brillantes, los pozos de barro, las Csardas (mesones) de techos de paja, los caballos al galope y la cría de caballos. Y mientras que la Gran Llanura es de fácil acceso, no se echa a perder por las carreteras más transitadas o los ferrocarriles. La tierra está refrescantemente libre de la fuerte mano de la civilización, tiene una flora y fauna únicas - y el terreno llano que hace que sea un excelente paísaje para montar a caballo.

Las especies autóctonas de Hungría viven aquí en estos territorios maravillosos: ganaderías gris húngaras, búfalos, y la especie de ovejas de Hungría de "Racka". Únicas en Europa son las sillas de montar a caballo para pastores sin circunferencia (gualdrapas) son típicos en esta área: Ayudan a seguir a la manada de caballos si se escapan sin demora. Las prendas únicas y el látigo muy largo son muy características del pastoreo a caballo húngaro, los "Csikos". Muchos de ellos son maestros de la famosa "Puszta Five", una hazaña de destreza ecuestre que incluye tres corceles en el frente y dos en la retaguardia, en el que destaca el caballo, dirigiendo con las riendas. Se pueden ver shows a caballoen numerosos centros de equitación y granjas de caballos.

Programa Pusta

Le llevaremos a la Puszta Milagrosa, donde se puede ver la llanura cubierta de hierba que ahora es uno de los lugares más hermosos del turismo europeo. Durante la visita, se pueden conocer la flora y fauna, ver los animales domésticos tradicionales húngaros, tomar parte en un viaje a caballo de carro, participar en un espectacular muestra de caballos en manada puediendo montar a caballo también. El programa incluye bollos caseros de queso y brandy de albaricoque como una bebida de bienvenida y aperitivos y un fino menú de tres platos de comida en un restaurante tradicional de la gran llanura húngara.

Vacaciones a caballo, excursiones

En pleno siglo XXI hay pocos lugares en Europa donde los turistas donde los turistas puedan montar libremente a caballo o en un carro de tiro como en las románticas y pintorescas regiones de Hungría. Viajando a caballo por los aledaños del lago Balatón y sus paisajes únicos es una experiencia excitante y maravillosa de disfrutar ese escenario fantástico. Todo fan de caballos – tanto con conocimientos previos de equitación, como jinetes por hobby o tan solo amantes de los caballos que disfruten viendo los caballos al aire libre – encontrarán un programa adecuado y atractivo a sus expectaciones.

Servicios

  • Traslados y alojamientos
  • Tours personalizados de montar a caballo para 3-5-7 días, según sus intereses
  • Tours de monta campo a través desde 1 hora hasta un día completo
  • Excursión de coche de caballo
  • Cacería a caballo
  • Shows ecuestres
  • Viajes en autobús en la región
  • Ofertas wellness
  • Degustación de vinos
  • Organización de otro tipo de programas, si desea

CABALLOS HUNGAROS

Visitar granjas de potros hace que el programa sea más animado entre las distintas ofertas turísticas ecuestres.

La cría de caballos húngara está floreciendo de nuevo hoy en día. Las Asociaciones de Cría de Caballo guardan la pureza de la cría, la calidad y el mantenimiento de las propiedades únicas de ciertas razas.

Sobre los caballos

El mestizo generado a partir de Kisber recuerda a los caballos de equitación militar del siglo pasado: es de una apariencia elegante, hermoso en el transporte, inteligente, con una constitución sólida y, al mismo tiempo ligero de movimiento y fácil de manejar. Esta raza es especialmente favorecida por los criadores de caballos y jinetes de pista.

Los famosos Lippizaners grises, de aspecto barroco, muy inteligente, de cuatrocientos años de edad, la raza justa tiene una buena reputación en el deporte de carreras. La cría de Lippizaners es el más popular en el entorno de Szilvásvárad, en las montañas Bükk del norte de Hungría.

La raza Nonius fue criada en la Yeguada Mezohegyes hace 160 años. Esta raza húngara es único en su aparición en todo el mundo. Su alto cuello de unión y ligeramente redondeada vista lateral de la cabeza hacen a esta raza la favorita en las muestras de caballo y le dan un aspecto impresionante, de apariencia barroca.

Los admiradores de los caballos árabes encontrarán su placer en la raza Árabe Shagya creada por Bábolna y Radautz. Su aspecto aristocrático, el espíritu y el potencial lo hace excelente también para campo a través y paseos de caza.

El Furioso-Estrella del Norte es un caballo muy estable, potente y lo suficientemente masivo como para completar cualquier tipo de transporte en tareas de transporte. La línea femenina de la raza es más de 200 años de antigüedad.

Una historia de éxitos

La cría de caballos húngara ha sido premiada en multitud de ocasiones y sobre todo gracias al caballo más famoso de todos los tiempos, Kincsem, la yegua milagrosa e invencible. Entre 1876 y 1879 ejecutó 54 carreras en los cursos más grandes de Europa y ganó la carrera en cada ocasión. También merecen fama el campeón del Derby de Epsom, Kisber; el Imperial Bábolna de raza; el récord de los titulares de carreras de trotones, Baka y Elly.












Last update: 27.03.2015.